Síguenos en nuestros Canales

TwitterLinkedinYoutubeFacebook

Miércoles, 20 Abril 2016 13:50

Desde el banquillo liceísta, Fernando Díez intentará el retorno a la DH 10 años después

fdiez y cesar

Fernando Díez (izda), junto a César Archilla, dirigiendo un partido de esta temporada

Fernando Díez, actual entrenador -junto a César Archilla- del primer XV del Liceo, formó parte del último equipo del Club en disputar una temporada en División de Honor: la 2006/2007. 10 años después, el míster liceísta disputará este sábado -esta vez desde el banquillo- el playoff de ascenso a la máxima categoría del rugby español ante Sant Cugat (Sábado, 16 horas. Hortaleza).

"Recuerdo muy bien la última temporada en División de Honor, porque fue la de mi retirada 'oficial' en el Liceo (aunque luego dispute el año siguiente el playoff de ascenso que perdimos con La Vila). Tengo muchos y buenos recuerdos: jugamos buenos partidos en campos difíciles y perdimos otros contra rivales directos, que fueron los que nos condenaron a descender. Estuve lesionado en la muñeca y me perdí varios partidos, por lo que el sabor es agridulce", apunta Díez, quien quedó segundo anotador del equipo, con cuarenta puntos (5 ensayos), sólo por detrás del Negro Migliore.

Sobre las diferencias de aquel equipo con el actual, Fernando señala que "el rugby no ha cambiado tanto, en el nivel español. La gran diferencia es que el de 2006 era un grupo que intentaba agarrarse a algo que había sido y que veía que se le escapaba por un cambio de ciclo o de etapa; mientras que el de 2016 es un equipo que empieza a encontrar un sitio que podría ser el suyo, a explorar un rugby que hace unos años era utópico plantearse jugar".

Para el míster del primer equipo, el balance de la temporada es "muy positivo, ha superado todas las expectativas. Más allá del objetivo primero que era alcanzar el playoff, el equipo ha dado un rendimiento que ha rozado lo óptimo, sobre todo en los primeros cuatro meses; lo que nos ha permitido afrontar la recta final de manera tranquila, afrontando los partidos con calma, sin necesidades pero sin bajar de un nivel alto. El de Cáceres, por ejemplo, fue uno de los mejores partidos de la temporada, y fue en una de las últimas jornadas. Llegamos a abril, frescos, con ilusión y muy enteros".

Hablamos ahora de la eliminatoria y del rival, Sant Cugat. "El orden de los partidos no debe tener importancia, antes de empezar. Jugar primero en casa lo podemos valorar de manera positiva para canalizar toda la ilusión del Club en este primer partido. No podemos pasar por alto que es un rival que en las dos últimas temporadas ha jugado todos los partidos del playoff y se les ha escapado el ascenso por los pelos, por detalles, lo que es una fortaleza para nuestros rivales. Nos ofrecen mucho respeto: en su plantilla actual, casi veinte jugadores disputaron esas dos eliminatorias, por lo que sus jugadores están más hechos. Sant Cugat empieza su temporada ahora, en la promoción. Sin embargo, para nosotros representa una recompensa al trabajo de estos últimos tres años. Creo que su planteamiento de juego es similar al nuestro: generar avance, jugar rápido, continuidad... sufren cuando se ralentiza el juego. Es posible que veamos dos estilos muy parecidos. No va a ser una eliminatoria de estrategia, sino de ver quién se impone en el ritmo, el contacto y la resistencia", apunta el único mundialista del Liceo.

Y sobre la cita del sábado, Díez concluye que "debe servir para expresar el sentimiento de pertenencia al Club. Todas las personas que tengan este sentimiento de pertenencia deben asumir un rol de División de Honor: nuestros directivos, delegados, socios, aficionados... deben empujar como si fueran de División de Honor. Hablamos de un Club prácticamente amateur, que no basa su éxito en el poderío económico, por lo que todos debemos remar en la misma dirección si queremos competir. Podemos competir contra lo económico si todo el Club está involucrado e ilusionado; y el jugador se sienta arropado y perciba que todo el Liceo está con él. Este sábado nuestro primer equipo representa medio siglo de Historia y a un montón de gente que se alegra cuando el Liceo gana. El Liceo, por escuela, tradición e historia merece estar al lado de otros clubes como Salvador, Quesos, Santboiana,...."

Leer 852 veces

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | Mapa WEB