Síguenos en nuestros Canales

TwitterLinkedinYoutubeFacebook

Martes, 03 Mayo 2016 14:42

Horizonte Francia. La escuela se va de gira a Agen

agen

El viernes partíamos de la plaza del Liceo dos autobuses: uno con prebenjamines (dos equipos) y otro con benjamines (uno, con suplentes). Nutrida representación de 'staff' con los delegados jabatos Rober y Aldaya fichados para la ocasión; además de Josepa, Pepe, Vázquez y Esther (también de delegados); Guada, Redu, Caldera, Nicolas (director de la escuela), la Kurrutaka (mascota) y Jean Baptiste ('Nuestro hombre en Aquitania). Ah, y también fue el director deportivo, Alfonso, pero no en el autobús: su periplo comienzó en el intercambiador de Avenida de América con intento fallido de coger un autocar a Irún, como plan B optó por BlaBlaCar (donde tuvo que pasear a los perros de la conductora), hasta Toulouse y de allí en tren a Agen, donde consiguió coger el único taxi de la villa y llegar al estadio de Armandie (sobre taxis, contaremos en otra ocasión la anécdota de Vázquez y el 'voiture particular'). 

Pues eso, que salíamos del Liceo hacia el atasco de la carretera de Burgos. Empieza el maratón de Star Wars y las confiscaciones propias de chuches y smartphones. Cancionero popular -tremendo Vázquez, con su temazo de 'El alcalde de Arrigoriaga'- y paradas en áreas de servicio -con partido de frontón incluido- hasta llegar al hotel BellaVista, muy mejorado desde la última vez que fuimos. Cena abundante para los niños, buenos quesos y un burdeos peleón que raspaba un poco (para los mayores). Tras amenazas e injurias varias logramos que se pongan el pijama -algunos- y que se duerman -todos-, con los más mayores contando historias de payasos asesinos y zombis a los pequeños de lo más edificantes. El staff nos reunimos a departir sobre la estrategia del día siguiente, que se prometía intenso y lluvioso.

El sábado por la mañana salíamos para Aquitania bajo la lluvia. Espectaculares vistas del mar por la zona de Sokoa y de la 'Francia profunda' (según Josepa) por el camino. Hicimos una parada en un área de servicio, donde tuvimos que explicar a unos niños para que servía una cabina telefónica vintage que había allí. Comimos en un restaurante de comida rápida, donde nos reunimos con los padres que acompañaban a la expedición, y marchamos hacia el estadio de Armandie bajo el diluvio. 

Y llega la mejor parte del viaje, una vez fuera del bus. En los campos aledaños al estadio (que estaban 'para entrar a vivir', de nuevo citando al gurú Josepa), vimos un torneo de los alevines locales que apuntaban buenas maneras. Los niños se fueron con sus familias de adopción; al principio un poco cortadillos, sobre todo los no francoparlantes, pero enseguida hicieron buenas migas. Extrema generosidad la de las familias locales, muy difícil será ponerse a la altura en el caso de que nos devuelvan la visita: les llevaron a la bolera, al McDonald, les regalaron camisetas, medias, balones, alguno bajó al vestuario de Agen y compartió tercer tiempo con los jugadores locales y los de Brive... Espectacular. 

El staff se desplazó al Centro de Formación -y tras un ratito en la boutique, donde algún detallito cayó, a pesar de que los precios no eran los de la tienda de Marga-, allí nos recibieron los responsables de la escuela y vivimos atacados vía twitter el desarrollo del partido de los senior. Tras la alegría de la victoria en Sant Cugat, delegados y entrenadores nos desplazamos al albergue municipal -'un tanto soviético, vamos como Chernobil', de nuevo expresión de Josepa- y volvimos al campo que empezaba el partido. Brutal el ambiente, con charangas, exhibición de juegos medievales, mascotas, un cochecito para llevar el tee, banderas, hooligans disfrazados, vídeomarcadores,... Unos cuantos tuvimos la fortuna de ir al palco de 'los mosqueteros', donde pudimos degustar las viandas propias de la zona -champagne, moulés, vino semipeleón,...- Y ¡vaya partido!, parece increíble que Agen esté en puestos de descenso del playoff, con un apertura magistral y dos alas polinesios superefectivos -más el ocho galés Luke Hamilton- propinaron un repaso tremendo a Brive.  Acostumbrados a hacerlo en el Central, los niños invadieron el campo y pidieron autógrafos hasta a las mascotas (verídico). 

Los chicos se fueron con sus familias, los padres 'de apoyo' a seguir con su gira culinaria, y el staff al tercer tiempo en el centro de formación. Y allí, mientras decíamos al barman que no nos echara sirope de melocotón en la cerveza, se abre la puerta y entra Philippe Sella como Pedro por su casa, saludándonos y diciendo que solo sabe decir en español dos frases 'por favor, una caña' y 'otra caña más, gracias'.  Cena muy divertida con palabras de agradecimiento y regalos -'las camisetas conmemorativas del Torneo de Satán', en palabras del de siempre-, JB cantó el hitparade del viaje -'la camioneta de mi papá'- y nos dieron a probar un Armagnac y un licor de ciruelas que tenían allí desde tiempos de D'Artagnan. Unos cuantos fuimos en busca de la fastuosa vida nocturna de Agen -con Alfon, sus gafas y su mochila de colegial, ya incorporado-, como esta parte no aporta ya nada a la crónica -y además estamos en horario infantil- pasamos ya al domingo. 

Con un sol espléndido llegamos a Bon Encontre, un pequeño pueblo a escasos kilometros de Agen, con unas instalaciones espectaculares, un césped como greens de campos de golf y muy ambiente de rugby. El equipo s12 disputó sus partidos en el estadio con las gradas, gran juego de los de Caldera, que quedaron terceros, cayendo ante el potente Agen; mientras que los dos equipos s10 jugaban en el campo de al lado; tremendo esfuerzo de los prebenjamines... y es que la cosa iba en serio: niños con tacos de aluminio, touches, empuje en la melé (aunque después del primer partido, conseguimos pactarlas), saques de drop, ... A pesar de todo, los s10 consiguieron ganar algún partido y después de la gran final entre Agen -¡cómo jugaba el hijo del talonador de Agen, Djalil Narjissi! que estuvo allí animando a nuestros chicos)- y Bon Encontre, jugamos contra una selección de ambos equipos. Sin palabras nos quedamos ante las muestras de cariño con que los pequeños sub10 de Agen nos recibieron, animándonos en todos nuestros partidos -¡Allez Madrid!- y saludando y animando a los liceístas con los que habían compartido noche como colegas de toda la vida (quizá ya lo sean).

El picnic fue otro duelo épico hispano-galo; los liceanos aportamos dos jamones, queso manchego y dos cajas de Azpilicueta y Viña Pomal -lo que menos dijeron de nuestros caldos fue 'superb', por cierto- y los locales, barbacoa, patés, quichés, y más queso. Allí la confraternización fue espectacular y no se pasó a los cánticos populares y la exaltación de la amistad y del rugby, porque era la entrega de premios y nos teníamos que ir. Abrazos de despedida, mucho"¡nos vemos a la prochaine en Madrid!" Vuelta en el bus y llegada a Hendaya; casi todos nuestros enanos estaban rotos, bastante magullados, pero contentos... Afortunadamente, porque así se fueron pronto a la cama.

El lunes nos levantamos prontito y bajamos a la playa de Hendaya -que rima y todo- donde los chavales se echaron un bañito en el gélido Cantábrico y nos jugamos un tocata. Una parada en Vitoria para comer en el McDonald y al atasco de la A1 para llegar al Liceo

Una gran gira. En el capítulo de agradecimientos, dos palabras en mayúsculas -JEAN BAPTISTE-, gracias a él, hemos conseguido que un club de élite que recibe montones de invitaciones para jugar contra ellos nos reciba y abra sus puertas y su corazón; por supuesto, al SU Agen y su academia por desvivirse y estar con nosotros en todo momento, desde Philippe Sella hasta los de seguridad; a Arriva Esfera, por la paciencia de sus chóferes; a los padres de apoyo, por estar siempre cerca de nosotros; al resto de padres por confiarnos a sus hijos; y a los chavales, que -a pesar de algún cántico subido de tono, arrojar desperdicios al autobús, o romper alguna cosilla- demostraron que la escuela del Liceo tiene nivel para competir con la élite del rugby.  Ver algunas fotos

Crónica personal de Pepe Martínez Carrascosa (opiniones y adjetivos, responsabilidad del autor)

Leer 814 veces

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | Mapa WEB